Las iglesias bíblicas se caracterizan por su doctrina y comunión.

Muchas personas piensan, que una buena doctrina es suficiente para avanzar en una iglesia bíblica, otras en cambio, prefieren que sea una iglesia grande donde no se tenga que rendir cuentas a nadie y asi pasar de incógnitos y seguir con una vida cristiana individual y solo para ellos. Sin embargo la enseñanza de las Escrituras es diferente a este tipo de percepciones. Meditemos en lo siguiente.

Hechos 2: 42 "  Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones." RVR 1960. Bajo este pasaje podemos mirar las siguientes dos características:

1. La perseverancia en la doctrina bíblica

Lo primero que podemos notar es que la iglesia primitiva de Jerusalén tenía como habito la instrucción por parte de los Apóstoles. Este habito era una constancia en medio de un territorio cultural cambiante de acuerdo a la llegada de Pentecostés.

Es importante resaltar que esa autoridad de los Apóstoles fue en primera instancia de forma oral pero en la medida que avanzo el tiempo fue llevada al campo escrito por medio de las epístolas, especialmente de Pablo.

Ahora teniendo como referencia este pasaje de Hecho 2 y trayendolo a la iglesia actual, queda como manifiesto, que la instrucción bíblica es una característica de una iglesia sana, que la iglesia local debe tomar muy enserio la Teología Bíblica donde se enseña todo el consejo de la palabra de Dios con reglas de interpretación como su gramática, su historia, su cultura y su enfoque redentivo.

2. La perseverancia en la comunión

La segunda característica que se puede observar en el pasaje es la "comunión unos con otros" esta palabra tiene que ver con compañerismo, participación , ayuda, es decir, tener una relación estrecha y confraterna. La iglesia del primer siglo en medio de las adversidades del imperio Romano, tenía claro que esa unión era familiar, gracias a la obra de Cristo. Esto nos lleva a comprender que la iglesia actual debe practicar la comunión basada en Cristo. Esa comunión es de forma familiar es decir, tiene tanta simpatía que lleva a los hermanos a cuidarse unos a otros bajo el vinculo del amor.

Esto nos debe recordar que no hay cristianos solitarios, que no hay cristianos que no compartan con sus hermanos y que la doctrina es fundamental para afirmar las bases de esa comunión. Sin una doctrina adecuada la comunión sera efímera y por vana gloria del hombre. Con una doctrina adecuada la iglesia local crecerá en Cristo y afrontara las pruebas en amor, paciencia y esperanza.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Las iglesias bíblicas se caracterizan por su doctrina y comunión. puedes visitar la categoría Noticias.