Las muertes por suicidio con asistencia médica pueden representar el 10% de todas las muertes en Canadá en 2034.

La muerte por manos de médicos, el procedimiento cada vez más accesible en Canadá, podría representar el 10 % de todas las muertes en 2034.

La alarmante proyección revela cómo el esfuerzo concertado del gobierno liberal para calificar la eutanasia como “cuidado de la salud” ha remodelado con tanto éxito la atención al final de la vida. Desde que se modificó el código penal para desclasificar el suicidio asistido como asesinato y convertirlo en medicamento, se han reportado 44.598 muertes.

En las noticias canadienses siguen apareciendo historias inquietantes sobre la asistencia médica para morir (MAiD). Las historias revelan cuán común se está volviendo el procedimiento en el país y, a pesar de su prominencia, cuán moralmente conflictivo el suicidio asistido sigue siendo para quienes se encuentran en crisis de salud y para las familias que quedan atrás.

Una de esas historias tuvo lugar en Quebec, donde un hombre desarrolló dolorosas y terribles úlceras porque el hospital no tenía el colchón médico adecuado. Después de cuatro días de sufrimiento, pidio al personal medico que pusieran fin a sus vida. En lugar de conseguir un colchón, cumplieron.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Las muertes por suicidio con asistencia médica pueden representar el 10% de todas las muertes en Canadá en 2034. puedes visitar la categoría Noticias.