Pareja de mujer trans y hombre gay abandonan este tipo de vida al conocer a Jesús.

Hace más de cuatro años, Nic y Lex Renick se casaron en Las Vegas mientras vivían estilos de vida LGTB. Sin embargo, hoy relatan un testimonio de transformación personal y espiritual, describiendo cómo Jesús los guió a convertirse en una pareja heterosexual.

En una reciente entrevista , Nic y Lex compartieron sus experiencias sobre el cambio radical que emprendieron. Lex reveló que recuperó su identidad femenina y Nic dejó atrás la homosexualidad.

El Camino de Nic

Nic recordó que, de niño, se inclinaba más por las artes que por los deportes, una preferencia que le llevó a ser etiquetado por la sociedad y finalmente a desarrollar una identidad gay. «El mundo puede decirte mucho sobre quién ‘se supone que debes ser’ basándose en tus intereses o en tu tipo de personalidad,» comentó.

Durante su adolescencia, Nic luchó con sus deseos carnales, lo que le llevó a alejarse de la religión que consideraba incompatible con sus sentimientos. “Simplemente no tenía sentido para mí porque tampoco podía negar la forma en que me sentía”, explicó Nic, quien admitió haber llevado una vida homosexual promiscua. Aunque su familia no intentó cambiarlo, no estaban de acuerdo con su identidad sexual por considerarla contraria al diseño divino.

Al conocer a Lex, quien tenía apariencia masculina pero le confesó ser biológicamente mujer, Nic se sintió intrigado y emocionado. “Sabía que realmente estaba atraído, pero como me identificaba como gay, no pensé que sería posible”, relató Nic, agradeciendo a Dios por la entrada de Lex en su vida.

La Historia de Lex

Lex creció en un hogar que decía ser “cristiano”. Su madre, luchando contra el alcoholismo, una vez le dijo: “Si hubiera sabido que ibas a ser mi hijo, te habría abortado”. Este comentario surgió tras descubrir las luchas de Lex con su identidad de género.

Rechazada  por su familia, Lex encontró refugio en la comunidad LGTB. «Corrí hacia esta comunidad amorosa, que era la comunidad queer, porque me aceptaban por mí misma», recordó Lex.

 Restauración

Finalmente, la pareja encontró una iglesia en Las Vegas cuyos líderes, aunque no aprobaban su estilo de vida LGTB, los acogieron tal como eran. Fue en esta iglesia donde experimentaron una transformación espiritual significativa. «Eligieron amarnos», dijo Lex sobre la congregación. Esta aceptación les permitió conectarse con otros creyentes y dejar que Dios trabajara en sus corazones.

Lex recuperó su identidad femenina y Nic abandonó la homosexualidad. La pareja ahora tiene un bebé sano y espera otro. Además de su restauración espiritual, han visto una restauración física, ya que Lex fue declarada libre de células cancerosas tras una reciente revisión médica.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Pareja de mujer trans y hombre gay abandonan este tipo de vida al conocer a Jesús. puedes visitar la categoría Noticias.